Cómo funciona >> regresa al menú  

Cómo funciona la traquea

La traquea es un tubo largo elástico de aproximadamente 12 cm de longitud y un diámetro de 2 cm, y pertenece al sistema respiratorio.

La función de la tráquea es brindar una vía abierta para el aire que entra y sale de los pulmones.

La traquea es la continuación de la laringe y va hacia el tórax por delante del esófago. La traquea se divide para formar los dos bronquios principales, que entran en cada pulmón, el derecho es más amplio que el izquierdo debido a que el pulmón derecho es más voluminoso.

Su elasticidad se debe a 20 anillos cartilaginosos en forma de herradura, la mitad de ellos se encuentra en el cuello y el resto en el tórax, para terminar a nivel del esternón.

La tráquea y los bronquios están tapizados de mucus, que ayuda a limpiar las vías gracias al movimiento ciliar hacia la faringe. El moco procedente de la tráquea y de las fosas nasales llega a la faringe y es expectorado y deglutido.

Cuando algún cuerpo extraño bloquea o estorba el paso del aire, se presenta el reflejo de la tos, con la intención de desalojarlo y permitir la entrada de aire libremente, este reflejo se localiza en el bulbo raquídeo.

El aire procedente de la tráquea choca con las cuerdas vocales y las hace vibrar, produciendo sonidos que la boca modula en palabras, (las cuerdas vocales se encuentran en la laringe).


 

Derechos Reservados