Salud en el hombre >> regresa al menú  

Calcificaciones (piedras) prostáticas

Las piedras en la próstata son muy comunes. Son calcificaciones de cuerpos proteícos.

Se cree que se forman debido a que, las secreciones de la próstata no pueden salir de la glándula por un problema en la estructura de los conductos causado por la hiperplasia benigna prostática (HBP), condición frecuente en hombres mayores de 50 años.

Por lo general las piedras prostáticas no causan síntomas por si solas, en la mayoría de los pacientes, pero están asociadas con los síntomas de la HBP conforme el hombre crece y su HBP progresa.

Las piedras también se pueden formar después de una infección con insuficiente drenaje de la pus o cualquier material de desecho, eventualmente calcificándose.

Otro tipo de calcificaciones pueden deberse a cambios del entorno bioquímico (acidez, cambios electrolíticos).

Las calcificaciones detectadas en la próstata pueden ser localizadas intratubalmente dentro de los conductos eyaculatorios, como resultado de calcificaciones en el tracto seminal, que eventualmente se movieron hacía abajo dentro de un segmento angosto del ducto eyaculatorio.

Es importante notar que las piedras prostáticas son totalmente diferentes a las piedras renales.

Para que estés bien

  • Sí eres hombre y tienes más de 48 años, te sugerimos visitar a tu médico urólogo por lo menos una vez al año.
  • Si tienes algún síntoma o molestia que antes no tenías, debes consultarlo con tu médico.
  • No tomes ningún medicamento que no haya sido recetado por tu médico.

No olvides que la prevención y detección a tiempo pueden ayudarte a vivir mejor.

 

 

 

Derechos Reservados