Salud en la mujer >> regresa al menú  

Displasia mamaria

Enfermedad fibroquística de las mamas

Consiste en una serie de cambios que se producen en el seno.

Esta condición es muy común en mamas sanas y se cree que es una variante normal.

Estos cambios afectan tanto al tejido glandular como al tejido circundante y puede ir acompañada de fibrosis, retención de líquido y formación de quistes.

Displasia significa que las células ya no son iguales a las normales, sin embargo, esto no significa que sea cáncer.

Es un trastorno de características benignas que afecta a más del 60% de las mujeres entre los 30 y los 50 años de edad

Los orígenes de esta condición puede tener múltiples orígenes:

  • Endocrino (exceso de estrógeno, déficit de progesterona y exceso de prolactina)
  • No endocrino (debido a una alimentación inadecuada y/o ciertos medicamentos)
  • Psicógeno (origen psicológico)

La displasia mamaria se produce porque hay mujeres que son más sensibles a estas hormonas y reaccionan con una dilatación de los conductos de la mama, lo que va acompañado de fibrosis, acumulación de líquido y formación de quistes. Esta situación causa dolor, sensación que suele estar ausente en el cáncer.

Síntomas

  • Consistencia desigual, irregular y densa del tejido mamario, usualmente más marcada en los cuadrantes externos

  • Molestia constante en los senos

  • Sensación de congestión mamaria

  • Dolor sordo, intenso y sensibilidad

  • Sensibilidad y edema premenstrual

  • Incomodidad, que aumenta después de cada periodo menstrual

  • Sensación de cambios en el pezón (comezón, sensibilidad)

  • Pérdida de líquido por el pezón (no siempre presente)

  • Múltiples nódulos de tamaño variable, más o menos dolorosos

Para que estés bien

  • Si notas alguna bolita o protuberancia, que antes no estaba en tus senos, es importante acudir con tu médico ginecólogo para una revisión de tu estado de salud. Es muy probable que tu médico te indique que te realices una mamografía y una ecografía, para confirmar el diagnóstico y descartar la posibilidad de un cáncer.
  • El tratamiento puede consistir en algunos cambios en tu alimentación para disminuir los factores que elevan los niveles de estrógenos en tu sangre como: alimentos altos en grasas, bebidas alcohólicas, bebidas de cola, bebidas altas en cafeína y si fumas, sugerirte lo trates de dejar.

No olvides que la prevención y detección a tiempo pueden ayudarte a vivir mejor.

 

 

Derechos Reservados