Pulmones >> regresa al menú  

Cómo la contaminación daña nuestra salud

La contaminación daña nuestra salud inflamando y destruyendo el tejido pulmonar y debilitando las defensas pulmonares.

Nuestro cuerpo tiene varias formas de protegernos al respirar polvo, polen y gérmenes. La contaminación es un factor estresante para las defensas naturales de nuestro cuerpo.

 Una sustancia pegajosa llamada moco forra nuestros conductos nasales. Atrapa gérmenes y partículas antes de que puedan entrar a los pulmones. Después, células con pequeñísimos filamentos llamados cilios, empujan el moco hacia fuera del cuerpo.

La contaminación paraliza o hasta destruye los cilios. Esto permite la entrada de suciedades, gérmenes a establecerse en el moco, dejando a nuestro cuerpo más vulnerable a infecciones y enfermedades.

Nuestro cuerpo trata de defenderse contra la contaminación tratando de respirar menos. Los pasajes se angostan temporalmente y la respiración se vuelve más difícil.

El fumar también daña nuestras defensas naturales, provocando que nuestro organismo este más propenso a enfermedades, y puede hacer que los efectos de la contaminación sean peores.

Para que estés bien

  • Aliméntate sanamente.
  • Evita hacer ejercicio en días de mucha contaminación.
  • Practica ejercicio por las mañas y noches,  en lugares cerrados.
  • Evita hacer ejercicio en calles muy congestionadas.
  • Evita el cigarro.
  • Toma diariamente vitamina E y vitamina C, para disminuir los daños causados por los radicales libres.

No olvides que la prevención y detección a tiempo pueden ayudarte a vivir mejor.

 

 

Derechos Reservados